Pablo López: “No voy a decir que no siento un poco de presión por el hecho de que nuestros clientes esperan cada año un vino mejor que el anterior, pero eso, lejos de asustarme, me motiva mucho más.”

Pablo López: “No voy a decir que no siento un poco de presión por el hecho de que nuestros clientes esperan cada año un vino mejor que el anterior, pero eso, lejos de asustarme, me motiva mucho más.”

Pablo López Betancor, se formó como enólogo casi por casualidad. Parece que el vino lo llevaba en las venas, pues su bisabuelo tenía viñas y bodega en el corazón de La Ribera del Duero, en Valladolid. Sin embargo, su padre emigró a Canarias y dejó atrás el campo, duro...